Todo sobre el martillo perforador rotativo


Los rotomartillos o martillos perforadores rotativos están diseñados principalmente para trabajos de albañilería de alta resistencia.
Con esta herramienta eléctrica, podrás hacer trabajos de perforación y agujeros enormes en hormigón estructural, desgarramiento de baldosas o incluso trabajos de demolición ligeros.
Aunque están pensados para la construcción, también tienen la capacidad de perforar a través de materiales como madera, metal y plásticos.

Un taladro percutor posee la capacidad de perforar a través de la mampostería pero, los martillos perforadores rotativos demuestran que reducen el tiempo y el esfuerzo del trabajador para obtener el mismo resultado. La diferencia está en el mecanismo del martillo de cada tipo de taladro. Los martillos perforadores se basan en una acción mecánica del martillo, mientras que los martillos perforadores rotativos utilizan una acción neumática del martillo.

La acción neumática del martillo, crea una alta fuerza de impacto y desgasta menos los componentes internos de la herramienta. Funciona a través de un pequeño pistón accionado por el motor. Este pistón comprime el aire contra una placa metálica cargada por un muelle que ejerce una fuerza inmensa sobre el eje impulsor de la broca. Cada vez que esto ocurre, se considera un golpe. La velocidad de estos golpes se mide en impactos por minuto (IPM).

Notaras que el IPM de un martillo perforador rotativo es mucho menor que el de un taladro normal. Esto se debe a que un martillo perforador rotativo ejerce mucha más fuerza a través de su eje impulsor por golpe, y también porque es un proceso mucho más lento.

Cada golpe de un martillo perforador rotativo se mide en julios (J). Cuanto mayor sea el valor de esta energía de impacto y  el valor ‘IPM’, más rápido podrá este hacer un agujero en cualquier material.

 


Características de los martillos perforadores

Los martillos perforadores rotativos tienen muchos componentes diferentes, y conocerlos es importante a la hora de comprar uno. También es imprescindible conocerlos para hacer un uso eficiente y efectivo de la herramienta y para su mantenimiento.

Martillo perforador rotativo

Fuente de alimentación

La fuente de alimentación es el componente que proporciona electricidad a la herramienta. En las taladradoras percutoras rotativas, esto se hace a través de una conexión cableada a una fuente de alimentación de red. En España, los martillos perforadores rotativos funcionan con alimentación eléctrica (240V) a través de una toma de corriente doméstica.

 

Los inalámbricos son alimentados por una batería y en el embalaje incluye un cargador. Generalmente no son tan potentes como sus equivalentes cableados y requieren ir cargando las baterías, pero suelen ser considerablemente ligeros y tienen una portabilidad inigualable.

El interruptor

El interruptor permite el paso de la electricidad a través de la fuente de alimentación al motor de la herramienta. Todas las perforadoras portátiles se activan mediante un interruptor de gatillo. Cuando se presiona este gatillo comenzará a funcionar. El más común es el disparador de velocidad variable. Cuanto más presiones el gatillo más rápido girara el mandril.

Botón de bloqueo

Este botón bloqueará el gatillo mientras está presionado. Para detener esta función, solo hay que apretar el gatillo y soltarlo.
Asegúrate de que este botón ha sido liberado antes de desconectar la herramienta para evitar sustos. Si no se libera el gatillo, comenzará a funcionar cuando lo vuelvas a enchufar pudiendo provocar daños graves. Para más recomendaciones de seguridad, haga clic aquí.

Interruptor de avance/retroceso

 

Con este interruptor podrás cambiar la dirección de giro a derechas o izquierdas. Esta característica sólo se encuentra en algunos martillos perforadores.

Motor

Los motores son el componente principal de todas las herramientas eléctricas, y son el componente que convierte la electricidad en movimiento. La potencia que producen los motores se mide en vatios (W). Los motores usados en taladros eléctricos portátiles son llamados motores AC (también conocidos como motores universales o de serie).

Los martillos perforadores rotativos pueden tener motores con una potencia de entrada de entre 400W y 1500W, y pueden pesar entre 1.8kg y 12kg.

Muchos fabricantes indicarán sólo la potencia de entrada ya que es la cifra más grande e impresionante, pero este valor en realidad sólo es una indicación del consumo en condiciones normales de funcionamiento. Sin embargo, la potencia de salida en el mandril es significativamente menor que la potencia de entrada. Esto se debe a la eficiencia de los componentes internos y a cómo se transfiere la energía a través de la máquina. En términos generales, las herramientas de mayor calidad tienen mayor eficiencia y requieren menos potencia de entrada para producir la misma potencia de salida. Por tanto, aunque es poco común para la mayoría de los fabricantes incluir un valor de potencia de salida, es una forma mucho mejor de comparar herramientas.

Algunos modelos también vienen con un motor de arranque suave para contener la fuerza de reacción y así evitar riesgos a largo plazo como la tendinitis.

Transmisión

Las transmisiones dictan el rango de velocidad (revoluciones por minuto, o rpm) y el par correspondiente (o fuerza de giro) que puede producir.

Las transmisiones pueden contener engranajes simples o múltiples que son impulsados por el motor. Si utilizas una velocidad de rotación alta obtendrás menos par, mientras que si utilizas una velocidad baja el par será alto.

Los accesorios tienen una velocidad recomendada para la que han sido diseñados. Debes tener esto en cuenta para trabajar con el accesorio de la mejor manera.

Los fabricantes acostumbran a indicar las capacidades máximas de perforación que es capaz de perforar en diversos materiales. Estos materiales son madera, metal y mampostería.
Es bastante común que las unidades más grandes tengan un pequeño punto de acceso a la grasa que lubrica la transmisión y esta grasa se debe cambiar después de aproximadamente 50 horas de uso.

Los limitadores de par (o embragues) también son bastante comunes en unidades más grandes para evitar lesiones si la broca se atasca durante el uso.

Selector modo de trabajo

Un selector de trabajo te permite elegir entre diferentes modos de perforación. Hay dos tipos diferentes de martillos perforadores rotativos, y cada uno de ellos es conocido por el número de modos que posee.

Martillo de dos modos

Los martillos perforadores rotativos de dos modos se denominan así por los dos modos que poseen: taladrado rotativo y taladrado con martillo rotativo.

Estos taladros son los más pequeño, pero aun así, suficientes para realizar la mayoría de las faenas de albañilería con facilidad. Su tamaño es excelente para trabajar madera y metal.

Sus dos modos se ilustran con los siguientes símbolos.

 

La energía de impacto de los martillos perforadores rotativos de dos modos tiende a oscilar entre 1.3 – 2.5J, y pueden trabajar en cualquier lugar hasta 5000 IPM. Las capacidades máximas de perforación en piedra son de unos 20mm, en metal son normalmente de 13mm, y en madera de unos 30mm.

Martillos percutores rotativos de tres modos

Los martillos perforadores rotativos de tres modos pueden realizar perforaciones rotativas normales, perforaciones con martillo rotativo y cincelado, todo ello con sólo pulsar un botón. Esta función de cincelado (básicamente perforación con martillo sin rotación) es muy útil para sacar baldosas o hacer trabajos de demolición ligeros.

Cuentan con dos símbolos más en su interruptor de modo tal como ilustro y describo a continuación.

Generalmente son más grandes que los de dos modos, tienen entre 2.5 y 6.5J de energía de impacto, y hasta 4500IPM. Son capaces de perforar hasta 28 mm en mampostería con una broca y hasta 90 mm con un cincel, hasta 13 mm en metal y hasta 32 mm en madera.

Algunos fabricantes también ofrecen martillos perforadores más grandes de dos modos. Estos sólo son capaces de taladrar con martillo giratorio y cincelar, y no tienen la capacidad de realizar tareas de taladrado normales (sin martillo). Pueden ofrecer hasta 20J de energía de impacto, y pueden producir hasta 2200IPM. Son capaces de taladrar hasta 52 mm en hormigón con una broca y hasta 160 mm con la ayuda de un cortador de núcleo.

El portabrocas o mandril

El mandril, o más conocido por portabrocas, es la parte que sujeta la broca y los accesorios de perforación. La transmisión alimenta el eje impulsor y en el extremo de este eje se encuentra el mandril.

Los martillos perforadores rotativos están equipados con mandriles SDS (Special Drilling System). Estos mandriles están hechos de plástico de alta calidad y tienen la ventaja de poner y sacar la broca tan solo pulsando un botón.

Hay diferentes tamaños y estilos de mandriles SDS, pero todos se basan en los mismos principios. Los dos estilos más comunes son SDS-Plus y SDS-Max, y cada uno tiene sus propias brocas correspondientes. SDS-Plus es el estándar para los modelos más ligeros, y SDS-Max sólo se encuentra en las unidades más grandes y pesadas.

Para fijar los accesorios en su sitio, simplemente tira de la manga del portabrocas hacia atrás, inserta la broca hasta el tope (girándola puede ayudar a que se deslice en su posición) y suelta la manga. La broca no debe caerse, sino deslizarse hacia adelante y atrás.

Para la perforación en madera y metal donde no hace falta un martillo perforador, hay disponibles adaptadores de mandril con llave de 13 mm (1/2″) con un vástago SDS en ellos, que se deslizan y se bloquean directamente en un mandril SDS.

Estos adaptadores no están diseñados para soportar la perforación de mampostería en estos taladros. Aparte de la incapacidad del adaptador y de las brocas para taladrar para soportar las fuerzas de la acción neumática de un martillo giratorio, las fuerzas simplemente desalojarán la broca del mandril con llave.

La carcasa

La carcasa protege los componentes internos y los martillos perforadores rotativos normalmente tienen una carcasa jampot.

Una carcasa jampot es donde se encuentran los componentes internos. Estas carcasas se utilizan generalmente en herramientas eléctricas de alta calidad, y es mucho más eficaz para mantener los componentes internos alineados y la herramienta eléctrica estructuralmente sólida.

Estos taladros también pueden tener tecnología anti-vibración incorporada en la carcasa, lo que ayuda a evitar riesgos a largo plazo como el Síndrome de Vibración del Brazo de la Mano (HAVS, por sus siglas en inglés).

El mango

El mango es la parte por la que se sostiene el martillo y es donde se aplica presión al taladro.

Los martillos rotativos para trabajos liviano generalmente tienen un mango con empuñadura de pistola, y las unidades de trabajo más pesadas casi siempre tienen un mango en “D”.

El mango lateral o auxiliar

Esta manija está diseñada para aguantar la rotación del taladro en vez de la broca y proporcionar estabilidad al operario. Se fija justo detrás del mandril y puede colocarse en varios ángulos con respecto al cuerpo. El ángulo generalmente se cambia desenroscando el mango, moviéndolo y volviéndolo a enroscar.

En los martillos perforadores rotativos es común que los mangos laterales tengan capacidad para absorber impactos y amortiguar las vibraciones durante su uso.
Tope de profundidad

El tope de profundidad es una pequeña varilla de plástico o metal que se coloca en el mango lateral y que se puede ajustar a ciertas longitudes delante de la broca para controlar la profundidad de los agujeros.

Esto es especialmente útil si estas perforando agujeros donde la broca no puede atravesar o si necesita perforar agujeros de cierta profundidad.

¿Qué comprar?

Cuando compres un martillo perforador rotativo, decide qué características son las más importantes para ti y asegúrate de que vienen incluidas en el martillo que vayas a comprar. Las principales consideraciones que debes hacer incluyen:

  • Que brocas y accesorios usaras para determinar cuánta potencia necesitas
  • El tamaño y el peso de la herramienta
  • Si necesitas que sea inalámbrica (de batería) y la frecuencia con la que la utilizaras

Un martillo perforador rotativo debe ser realmente capaz de perforar en hormigón, el agujero más grande que necesitas taladrar. También debe ser cómodo de usar y de construcción muy sólida. Recuerda asegurarte de que sea un modelo de tres modos si necesitas una herramienta para cincelar o demoler.

Los fabricantes dirigirán sus productos al mercado del bricolaje o al mercado profesional. Las herramientas de bricolaje están diseñadas para uso doméstico y generalmente incluyen muchas características a un precio muy modesto. También tienden a tener períodos de garantía muy generosos, incluyendo garantías de reemplazo. Las herramientas profesionales están diseñadas para uso comercial y están construidas para ofrecer durabilidad, rendimiento y fiabilidad. Sus períodos de garantía tienden a ser mucho más cortos que los de las herramientas de bricolaje, y son exclusivamente garantías de reparación. La principal ventaja de estas herramientas es que deben durar mucho más tiempo que su período de garantía, y si requieren reparación y mantenimiento, las piezas de repuesto se encuentran fácilmente.

El precio de cualquier herramienta dependerá de la calidad, capacidades y características del modelo. Ten en cuenta que al menos uno de estos tres elementos suele sacrificarse por los fabricantes para reducir el precio de la herramienta y aumentar ventas. Después de todo, el precio es el factor más importante para los consumidores.

Los martillos perforadores rotatorios pueden costar entre 60 y 600 euros.

Es importante tener en cuenta que el coste total de cualquier herramienta eléctrica no es sólo el precio inicial de compra. Los costos adicionales pueden incluir accesorios para que la herramienta funcione, mantenimiento, tiempo de inactividad y costes de renovación. Comprar de acuerdo a tus necesidades te ayudará a mantener estos costes al mínimo.

Consejos en la utilización del martillo combinado

Los siguientes consejos te ayudarán a preservar la vida útil de tu martillo perforador rotativo, aumentar su eficiencia y lo que es más importante, mantenerlo a salvo.

Si la broca se atasca porque la herramienta eléctrica está sobrecargada o se atasca en su trabajo, apágala inmediatamente. Siempre debes prepararte para una fuerza de reacción repentina al taladrar, adoptando una postura firme y sujetando la herramienta con las dos manos.

Nunca cambies la dirección de marcha mientras la herramienta está en funcionamiento, esto solo hará que se rompan los engranajes de la herramienta.

Espera siempre hasta que la máquina se detenga por completo antes de colocarla en el suelo.Utiliza los taladros con martillo giratorio durante períodos cortos de tiempo y con guantes de trabajo, las vibraciones que producen pueden dañar seriamente tus manos y brazos.

Siempre debes usar equipos de protección individual (EPI) cuando se trabaja con herramientas eléctricas. Para obtener más información sobre la seguridad de los EPI y las herramientas eléctricas, haga clic aquí.

Summary